Abejorro: el mejor polinizador

Los abejorros, son polinizadores de gran calidad adaptándose a cualquier tipo de condiciones climáticas o espaciales. Son menos agresivos y raramente portadores de ácaros. A esta ventaja hay que sumarle el hecho de que está probado que el uso de abejorros incrementa la producción y la calidad del fruto. En cultivos de jitomate, por ejemplo, aumenta el rendimiento de la producción. Los pimientos salen con una forma estéticamente más adecuada, más semillas y más gruesos. Con vientos de hasta 70 kilómetros por hora e incluso con climatología adversa los abejorros estarán activos. Las horas más productivas de los abejorros son la primera y la última, a lo largo de toda su vida.

La duración de su vida va a depender del papel que desempeñen en la colmena. De tal modo que los abejorros machos no viven más allá de las cuatro semanas, las hembras tienen una esperanza de vida de hasta dos meses y la reina en torno a un año. Estos plazos será importante tenerlos en cuenta a la hora de su uso en invernadero.

Tal y como señalamos, el uso de abejas y abejorros en invernaderos malla sombra, túneles y demás infraestructuras de control del clima, fábricas agrícolas e invernaderos, es más que conveniente y de muy sencillo mantenimiento. Por ejemplo, en el caso de las colmenas lo único que debemos tener en cuenta es que requieren de dos entradas. Una de ellas para el vuelo de los insectos y otra más de acceso como entrada. Es importante no descuidar únicamente un aspecto: el suministro de alimentos y agua azucarada. El depósito que habilitemos para el agua debe ser reemplazable, de manera que agilicemos la labor y los abejorros no se queden sin agua en ningún momento ya que es vital para su labor.

Características de la colmena

Cada colmena contiene una reina fecundada, entre 50 y 60 abejorros adultos trabajadores (hembras) y un panal con huevos, larvas y pupas que a su vez proveerán de más adultos productivos.

Facilidad de orientación de los abejorros

Los abejorros se orientan visualmente durante sus rutas de vuelo, tomando como referencia objetos que se pueden ver claramente y que no cambian de posición.

Con finalidad de facilitar la orientación de los abejorros y de esta forma disminuir su tiempo de adaptación se proponen las siguientes indicaciones:

Colocar las colmenas a lo largo del pasillo central, al ser la referencia más importante dentro del invernadero, sin dejar de considerar el problema por temperaturas altas.

Una vez colocada la colmena, dejar reposar por lo menos durante 30 minutos antes de abrir la puerta de la colmena para permitir que los abejorros se tranquilicen después de su traslado y colocación.

Cerrar las ventilas del invernadero durante las primeras horas de reconocimiento de los abejorros para que no se salgan y para que puedan establecer su ruta de vuelo y facilitar su orientación.

De preferencia no colocar más de 3 colmenas sobre la misma base, si es así, dirigir las puertas de salida de las colmenas hacia al pasillo o los lados, pero nunca hacia el surco, en caso de colocar varias colmenas encimadas, orientar hacia diferentes direcciones (pasillo, derecha, izquierda, pasillo).

Procurar que la abertura se encuentre libre de obstrucciones, principalmente hojas y tallos de la propia planta.

Marcar las colmenas para identificar su ubicación dentro del invernadero y la orientación de la salida, con el propósito de colocarlas en la misma posición cuando a causa de una aplicación de agroquímicos se tuvieran que retirar del invernadero.

Si no es posible colocar las colmenas inmediatamente dentro del invernadero, habrá que ubicarlas en un sitio fresco (15 a 20°C), libre de perturbaciones.

Cuidados de la colmena

Nivelación
Las colmenas tienen una bolsa con miel en la parte inferior. Esta miel es su fuente de agua y de carbohidratos que les dan energía.

Para que el flujo de miel hacia los abejorros pueda darse, la colmena debe estar todo el tiempo nivelada o un poco inclinada, pero solamente hacia la parte posterior, por donde sube la miel. Sí se enciman y se orientan a diferentes lados las colmenas la única solución es tenerlas perfectamente niveladas.


Cantidad de miel

Las colmenas cuentan con una bolsa de 2.5 kg con miel para alimentación inmediata en la parte inferior, con el fin de cubrir sus necesidades de agua y carbohidratos que no logran obtener de las flores de tomate.

Para que el flujo de miel hacia el alimentador sea constante, es necesario nivelar las colmenas hacia la parte posterior o simplemente colocarlas totalmente horizontales.

La cantidad de miel de las bolsas está calculada para un consumo normal durante el ciclo de vida activo de la colmena, pero en época de altas temperaturas es probable que la miel se agote antes de tiempo, por lo que es necesario revisar su nivel y rellenar la bolsa para permitir que continúe desarrollándose y trabajando.

Es necesario retirar la bolsa de la colmena para rellenarla con miel, quitando el filtro que se encuentra en uno de los extremos de la colmena. Se puede utilizar un embudo para facilitar el vaciado de la miel. Una vez rellenada la bolsa se vuelve a colocar el filtro en su sitio.