Limón, plagas y enfermedades

La incidencia del ataque de plagas y enfermedades a los cítricos depende del manejo del cultivo y la frecuencia de los controles.

Plagas más comunes

Minador
El limonero puede verse atacado por un insecto minador, que afecta sobretodo a las hojas jóvenes. Este insecto forma galerías a medida que se alimenta. Como consecuencia de ello,  aparecerán manchas marrones y las hojas se terminarán enrollando hasta que terminen de marchitarse y caer.

Mosca blanca

Esta especie pertenece a los Hompopteros, estos insectos absorben la savia de las hojas y segregan grandes cantidades de mielecilla en las que crece el hongo llamado Fumagina. La mosca blanca es combatida por medio de aspersiones con aceite agrícola + insecticida al 0.05%. Lorsban al 0.01%, Roxión al 0.1%, Basudín al 0.1%. Los controles no deben realizarse cuando la población es alta sino esperar 10 a 12 días hasta que los adultos desaparezcan, esto permitirá que los huevos depositados se desarrollen y produzcan moscas jóvenes que pueden ser muertas antes que causen mucho daño. La mosca blanca también es combatida con control biológico, con la avispa Cales noacki que ataca a la mosca en sus primeros estados larvarios.

Pulgones

Los pulgones aparecen cuando hay una humedad ambiental alta y las temperaturas se mantienen sobre los 15ºC. Son unos insectos muy pequeños, de menos de 0,5cm de largo, que se posan en los capullos florales y en las yemas. Así, el árbol no puede desarrollar nuevas hojas, y los frutos terminan desarrollando deformaciones lo cual provoca que no se puedan consumir.

Cochinilla algodonosa

A la cochinilla algodonosa le encanta el verano; es decir, las temperaturas altas y el ambiente seco. En estos meses son muchas las plantas que aprovechan el buen tiempo para crecer todo lo que puedan antes de que llegue el frío. Pero cualquier error en su cultivo hará que estos parásitos afecten al limonero, encontrándolas en el envés de las hojas y en los tallos.

Araña roja

La araña roja es un ácaro de unos 0,5cm de color rojo al que le favorece el ambiente cálido y seco del verano. Produce telarañas gracias a las cuales puede irse de una hoja a otra. Si bien no es una plaga extremadamente peligrosa, debilita mucho a las plantas porque se alimenta de sus células.

Para evitarla y/o para controlarla, se recomienda utilizar trampa cromática de color amarillo que colocarás cerca del árbol. En caso de que la plaga esté muy extendida, lo mejor será tratar con acaricidas ,o con Aceite de Neem si preferimos usar productos naturales.

Enfermedades

Virosis

Los árboles que son atacados por el virus de la tristeza casi nunca se recuperan. Las plantas afectadas presentan muchos síntomas, por lo que su diagnóstico es difícil; las hojas son amarillentas, presentan varios síntomas de deficiencias y finalmente caen. Esta enfermedad obstruye los vasos que conducen alimentos, ocasionando la muerte de las raíces.

Enverdecimiento o Huanglongbing

Es una enfermedad causada por la bacteria Liberobacter asiaticum y es altamente destructiva. Vuelve improductivos a los árboles de naranjo y mandarina. Los síntomas son menos severos en limones, pomelos, lima rangpur, cidra y produce síntomas leves en limón mexicano.

Su nombre se debe al color verde que conserva la fruta al llega a su madurez fisiológica. En las hojas hay un amarillamiento de las venas primarias y secundarias. Las hojas de ramas terminales son pequeñas, de posición vertical y con partes amarillentas y tienden a caer prematuramente. La clorosis es parecida a deficiencia de zinc. Las hojas presentan altas concentraciones de potasio y bajos niveles de calcio, magnesio y zinc.

Los frutos son pequeños, sin semillas, de calidad pobre, sabor agrio y frecuentemente algunos más pesados que otros. Los frutos grandes tienen más semillas, la mayor parte estériles. Hay deformación del fruto. Se puede presentar la enfermedad solo en una o en pocas ramas. Los árboles infectados tienden a producir brotaciones y floraciones fuera de temporada.

Mancha de la hoja y Pudrición negra del fruto

La causa de esta enfermedad se atribuye a Citrus gloesporoides, pero estudios posteriores demostraron que la causante es Alternaria citri. Esta produce manchas necróticas que destruyen los tejidos de las hojas. Cuando ataca a los frutos, la infección comienza en el extremo floral, al ser cortados, los frutos infectados presentan una porción seca, negra, en descomposición, y en casos avanzados se extiende hasta el corazón del fruto.