En la familia de las Bromeliaceae se halla el género Tillandsia formado por más de 600 especies de plantas epífitas originarias del continente americano. Algunas especies de este género son Tillandsia usneoides, Tillandsia aeranthos, Tillandsia cyanea, Tillandsia australis, Tillandsia dyeriana, Tillandsia geminiflora.

Recibe los nombres vulgares de Musgo español, Agavepalo, Barba del viejo, Heno o Paste. Esta especie procede del sur de los Estados Unidos de América.

Características de la Tillandsia usneoides

Planta epífita que crece sobre árboles y puede alcanzar los 6 m de longitud.
Los tallos están cubiertos de pequeñas hojas escamosas de color gris-plateado.
Las flores son verdes y pequeñas que no tienen ningún valor ornamental. Florece en el verano, pero si se cultivan al interior no lo harán.
El fruto es una cápsula de 2.5 cm de largo, cilíndrica y termina en un pico corto. Al madurar se abre
para liberar las semillas, las cuales son angostas con un apéndice plumoso en la base.

Cuidados de la Tillandsia usneoides

El musgo español prefiere la semisombra o una exposición iluminada sin sol directo. En climas húmedos puede vivir a pleno sol. No le convienen temperaturas por debajo de los 13 ºC.
Son plantas epífitas por lo que no necesitan suelo ya que toman sus nutrientes del aire o del árbol sobre el que viven sin perjudicarle.
Para regar estas plantas se sumergen en agua sin cal durante 5 minutos con su base y todo cada 2 días en verano y cada 15 días en invierno. Conviene rociar la planta casi a diario.
No necesitan poda ni abonados especiales.
Son resistentes a las típicas plagas y enfermedades. En ocasiones pueden ser utilizadas por algunos pájaros como elementos de construcción de sus nidos.
Se multiplican fácilmente tomando un trozo de la planta y atándolo a un trozo de corteza o de corcho.

Usos

Es una planta que se usa con fines ornamentales, ya sea para festividades religiosas o en temporadas navideñas.
Anteriormente se empleaba para rellenar alfombras y colchones, incluso para asientos de carros y para hacer cuerdas.
También se usa para tallar trastes, como forraje para animales y para arrope de cultivos.