¿Que es una certificación Orgánica?

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), los productos orgánicos certificados son aquellos que se producen, almacenan, elaboran, manipulan y comercializan conforme a especificaciones técnicas precisas (normas), y cuya certificación de productos “orgánicos” corre a cargo de un organismo especializado. Una vez que una entidad de este tipo ha verificado el cumplimiento de las normas que rigen el ámbito de los productos orgánicos, se concede una etiqueta al producto. El sello de calidad orgánica se aplica al proceso de producción, y garantiza que el artículo se elaboró en forma que no perjudicó al medio ambiente.

Es un proceso de certicación y control para los productores de alimentos orgánicos y otros productos agrícolas orgánicos que permite garantizar la calidad orgánica de un producto, vericando el cumplimiento de la norma de producción orgánica que corresponda, según el mercado destino de dicho producto. En general, cualquier empresa directamente involucrada en la producción de alimentos puede ser certicada, incluyendo proveedores de semillas, agricultores, procesadores de alimentos, minoristas y restaurantes.

¿Cuál es el propósito que tiene?

La certicación orgánica responde a la creciente demanda mundial de alimentos orgánicos. Su objetivo es asegurar la calidad, prevenir el fraude y promover el comercio. Los consumidores deben contar en la certicación reguladora de terceros. Para los productores orgánicos, la certicación identica a los proveedores de productos aprobados para uso en operaciones certicadas. Para los consumidores, “certicado orgánico” sirve como garantía de producto, similar a “bajo en grasa”, “100% trigo integral” o “sin conservantes artificiales”. Tanto productores como proveedores de insumos involucrados en agricultura orgánica deben certicarse como tales para que sus productos sean aceptados y comercializados, y puedan así obtener los
dividendos económicos que esta labor implica.